Los Bonos Verdes

Los Bonos Verdes

Bonos Verdes

 

 

Los Bonos Verdes son un modo de financiación a través del cual las empresas e instituciones interesadas en el desarrollo de proyectos medioambientales, logran captar dinero de los inversores.

 

Suponen una Emisión de Deuda para las primeras y una Inversión en Renta Fija para los segundos, con un objetivo común, favorecer el cumplimiento de dos de los grandes Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, el Objetivo N.º 7 – Energía Asequible y No contaminante y el Objetivo N.º 13 – Acción por el clima. 

 

 

Empecemos por el principio. 

 

¿Qué son los Bonos?

bono

Los Bonos son un instrumento financiero de deuda que emiten las empresas y organismos públicos para financiarse.

 

Son, en cierto modo, una especie de préstamo para los emisores – de ahí que se conozcan como Emisión de Deuda- y una inversión para los compradores -de ahí lo de Renta Fija-. (Consultar Guía de Renta Fija de la CNMV)

 

Pongamos un ejemplo,

 

bonoSupongamos que la empresa Economía y Sostenibilidad S.A. necesita dinero, pero necesita mucho, mucho dinero, así que en lugar de pedir un préstamo a su entidad financiera habitual opta por pedírselo al mercado financiero. 

 

Para pedir ese préstamo no le vale con poner un anuncio en la televisión o comentarlo en sus círculos de interés -esto sería poco efectivo para la empresa y en cierto modo poco seguro para quien se lo dé- así que acude al Mercado AIAF o Mercado de Renta Fija

 

Como la empresa no quiere tener la deuda mucho tiempo se decanta por el formato «bono», un activo de renta fija cuya duración va de los dos a los cinco años. El tipo de interés del mercado está bastante bajo, así que calcula que si ofrece pagar un 3,5 % anual y devolver el dinero en 5 años, tendrá éxito suficiente como para captar los 100 millones de euros que necesita.  

 

Y por eso de que será más fácil que muchos miles pongan poco, a que unos pocos pongan muchos miles, emite 100.000 bonos de 1.000 € cada uno. 

 

 

bono ¿Cómo funciona el flujo de dinero?

 

El comprador del bono paga 1.000 € por su adquisición, dinero que recibe Economía y Sostenibilidad SA bajo el compromiso de pagarle a éste escrupulosamente sus 35 € anuales en concepto de intereses, y lo más importante, de devolverle los 1.000 € 5 años después.

 

Por tanto, durante este período el inversor cobrará 35 € de intereses cada año hasta el último año en el que además recibirá de vuelta su dinero. 

 

Nota: A los intereses de los bonos se les conoce como «cupones».

 

 

¿Qué son los Bonos Verdes?

Energia

 

Los Bonos Verdes son bonos emitidos por empresas y organismos públicos cuyo objetivo es sacar adelante proyectos que garanticen el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna, y que adopten medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

 

Son un tipo de Inversión Socialmente Responsable

 

 

La Asociación Internacional del Mercado de Capitales o ICMA (Internation Capital Market Association) por sus siglas en inglés, es la encargada de elaborar los Principios de los Bonos Verdes, porque no todo vale. 

 

 

Principios de los Bonos Verdes o GBP (Green Bond Principles)

Los principios de los bonos verdes

 

Los principios de los bonos verdes hablan de su uso, del proceso en el que se evalúan y seleccionan los proyectos, de la gestión que se hace del dinero y no menos importante, de los informes que se tienen que elaborar para que los inversores puedan estar totalmente al día de todo. 

 

Principios de los bonos verdes.- Uso de los Fondos

 

Los Proyectos Verdes incluyen -que no limitan- el desarrollo de energías renovables, de eficiencia energética, la prevención y control de la contaminación, la gestión sostenible de los recursos naturales y el uso de la tierra, la conservación de la biodiversidad terrestre y acuática, un transporte limpio, la gestión sostenible del agua y de las aguas residuales, la adaptación al cambio climático, los productos adaptados a la economía ecológica y / o circular,  las tecnologías y procesos de producción y los edificios ecológicos. 

 

Los principios de los bonos verdes .- Proceso de Evaluación y Selección de Proyectos

 

El emisor del bono tiene que indicar de forma clara qué objetivos de sostenibilidad ambiental va a cumplir con el dinero que reciba, e indicar cómo va a seleccionar los proyectos a financiar.

 

Los principios de los bonos verdes .- Gestión de los Fondos

 

El emisor del bono tendrá que abrir una cuenta a parte donde todos los ingresos y gastos de los proyectos puedan ser debidamente contabilizados, ya que la transparencia en este tipo de inversiones es fundamental, recomendando también una auditoría externa que ratifique su buen uso.

 

Los principios de los bonos verdes.- Publicación de Informes

 

Los emisores deben poner a disposición de los inversores información clara y actualizada sobre el uso que le están dando a los fondos, indicando expresamente qué proyectos se están financiando y el impacto positivo que éstos están teniendo en nuestra sociedad. 

 

 

¿Cómo invertir en Bonos Verdes?

 

Como comprar bonos verdes

 

Como muchas de las inversiones que se quieren hacer en el Mercado Financiero, existen dos vías, la directa y la indirecta. La directa consiste en comprar por tu cuenta el bono verde y la indirecta en hacerlo a través de un Fondo de Inversión Sostenible que compre ése u otros bonos verdes. 

 

 

Compra directa de Bonos Verdes

 

Como invertir en bonos verdes

 

La compra de bonos se puede hacer acudiendo directamente al emisor – como es el caso del Tesoro– o a través de la web de BME de Renta Fija, aunque lo más frecuente es contactar con una entidad financiera o una agencia de valores para que actúen como intermediarios.

 

Si se opta por el modo DIY (Do It Yourself) conviene consultar primero las emisiones de bonos verdes, sostenibles y sociales que están en vigor, para poder escoger así el que más nos encaje. En la web de BME Renta Fija apartado de Sostenibilidad, se puede obtener esta información, aunque también conviene revisar el apartado de Inversor Particular donde se detallan el funcionamiento y los riesgos de este tipo de inversión. 

Como en todo, esta opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

 

Cosas a favor

 

El poder de decisión recae sobre uno mismo, ya que en calidad de propietario del bono se puede decidir qué bono comprar y lo más importante, cuándo ponerlo a la venta, que no es necesario si no se quiere esperar al vencimiento. 

 

El cobro de los cupones se abona directamente a propietario.

 

La compra directa del bono tiene gastos de contratación, de liquidación y de custodia, pero en líneas generales son menores que los que se pueden dar en la compra indirecta donde por lo general se aplican también otros añadidos. 

 

Cosas en contra

 

Si el emisor del bono tiene dificultades y cuando llega el vencimiento no puede devolver el dinero, se corre el riesgo de perderlo todo, lo que se conoce como riesgo emisor.

 

Si hay una subida de tipos de interés el valor del bono bajará, ya que si el mercado paga más que el cupón del bono, nadie preferirá el bono. Esto no es relevante si no hay prisa por vender, pero si la hay puede que se obtenga menos dinero en la venta mde lo que costó el bono. Es el riesgo de mercado

 

Cuando uno actúa como inversor particular lo habitual es que opte por la compra de uno o varios bonos de un mismo emisor, y aunque decida construir una cartera, sólo comprará bonos de unos pocos emisores, así que habrá poca diversificación.

 

 

Compra Indirecta de bonos verdes

 

Inversion Socialmente Responsable

 

La vía indirecta, y quizás la más sencilla, es la de los Fondos de Inversión Sostenibles. En España hay muchos tipos de Fondos de Inversión, así que sólo es cuestión de encontrar aquél que invierta en bonos verdes. 

 

En cuanto a las ventajas e inconvenientes de este tipo de inversión frente a la compra directa, no hay mucho misterio ya que todo parte de la diversificación, y lo que un modo tiene a su favor, es justo lo que el otro tiene en contra.

 

Invirtiendo a través de Fondos de Inversión Sostenible la diversificación está garantizada ya que el fondo compra muchos bonos y de distintos emisores. Esto disminuye el riesgo emisor y el de mercado, ya que si uno va mal el resto no tiene por qué. Por otra parte la liquidez es mucho mayor, ya que el partícipe decide cuándo entra y cuándo sale del fondo, sin necesidad de esperar a un comprador. 

 

Por contra, en el Fondo de Inversión no hay poder de decisión ya que lo único que puede hacer el partícipe es escoger el fondo. Qué bonos verdes se compran o se venden es cosa de los gestores. Además lo habitual es que los cupones los cobre el propio fondo, y que soporte más gastos, ya que a los de contratación, liquidación y custodia de los bonos, se le suman las comisiones del fondo de inversión

 

 

En cualquier caso e independientemente del modo en el que se invierta en bonos verdes, lo importante es que son una Inversión Socialmente Responsable, lo que siempre es un acierto, que no sólo de rentabilidad vive el hombre. 

 

 

Un saludo,

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies